Skip to content

Download Apologia para la historia o el oficio de historiador (Libros by Bloch Marc PDF

By Bloch Marc

En 1943 Marc Bloch interrumpi? su trabajo Apolog?a para los angeles historia o el oficio de historiador para incorporarse a los angeles resistencia antinazi. Su colega Lucien Febvre corrigi? y prepar? una edici?n p?stuma del que se cre?a el ?nico texto. Sin embargo, su hijo Etienne Bloch recuper? el unique e incorpor? las sucesivas versiones de los angeles obra revisando los manuscritos de su padre, a los que Febvre no hab?a tenido acceso. Nos ofrece as? los angeles posibilidad de descubrir el trabajo de un historiador que outline pr?cticas, objetivos; en suma, que reflexiona sobre su oficio.

Show description

Read Online or Download Apologia para la historia o el oficio de historiador (Libros de Texto) PDF

Similar no-ficcion books

Tratado de la reforma del entendimiento

El presente volumen reúne tres breves pero importantes tratados de Spinoza (1632-1677). El" Tratado de l. a. reforma del entendimiento" es un escrito de juventud en el que el filósofo expone l. a. concepción de su método, cuya lógica se ejercitará sin discutirse explícitamente en l. a." Ética" . El segundo tratado, los" Principios de filosofía de Descartes" , es un comentario a los" Principios" de este autor, cuya filosofía period entonces de candente actualidad.

Deliciosas ensaladas

Las ensaladas deberian estar presentes en cualquier menu: refrescan en los calurosos d#237;as de verano y, al llegar el frio invernal, nos traen recuerdos de las vacaciones y nos proporcionan vitaminas. Este comprendio de recetas clasicas y novedosas es un reflejo de las multiples existentes a l. a. hora de preparar una ensalada: ingredientes originales para ocasiones senaladas, nutritivas ensaladas que pueden tomarse como plato critical, otras de textura crujiente perfectas para acompanar.

Additional info for Apologia para la historia o el oficio de historiador (Libros de Texto)

Example text

Todavía es algo demasiado vago. Hay que añadir: "de los hombres en el tiempo". El historiador no sólo piensa lo "humano". La atmósfera donde su pensamiento respira naturalmente es la categoría de la duración. En verdad no es fácil imaginar una ciencia, cualquiera que sea, que pueda hacer abstracción del tiempo. Sin embargo, para muchas de ellas, que por convención lo dividen en fragmentos artificialmente homogéneos, el tiempo no representa más que una medida. Realidad concreta y viva, entregada a la irreversibilidad de su impulso, el tiempo de la historia, por el contrario, es el plasma mismo donde están sumergidos los fenómenos y es como el lugar de su inteligibilidad.

Ahora bien, este interés, en sus primeros pasos, había sido contemporáneo de una fisiología bastante anterior a la nuestra: la de los prerreformistas que, a veces en la esperma, a veces en el huevo, creían encontrar un resumen de la edad adulta. Añádase la glorificación de lo primitivo que había sido familiar al siglo XVIII francés. Pero los pensadores de la Alemania romántica, herederos de este tema, antes de transmitirlo a nuestros historiadores, sus discípulos, a su vez lo habían ataviado con los artificios de muchas seducciones ideológicas nuevas.

Quería con eso decir que por haber leído ciertos escritos ingleses del siglo anterior o por haber recibido indirectamente su influencia, los publicistas franceses del Siglo de las Luces adoptaron los principios políticos de aquéllos? Se le podrá conceder la razón, suponiendo al menos que en las fórmulas extranjeras nuestros filósofos no hayan añadido a su vez nada original en cuanto a sustancia intelectual o a tonalidad de sentimiento. Pero incluso así reducida a un préstamo, no sin mucha arbitrariedad, la historia de este movimiento de las ideas distará mucho de haber sido11 esclarecida, porque siempre 11 ]completamente[ 64 Apología para la historia o el oficio de historiador subsistirá el problema de saber por qué la transmisión ocurrió en la fecha indicada, ni más tarde, ni más temprano.

Download PDF sample

Rated 4.17 of 5 – based on 31 votes